lunes, 18 de abril de 2022

Qué pena

El tiempo ha pasado
Tienes que afrontar tu realidad
No hay universos paralelos
No nos veremos en el más allá

Tal vez sintamos que falta una pieza
Que se perdió la oportunidad
Un segundo antes fue posible
Pero prefirimos esperar

Sólo era cuestión de que la vida
Nos quisiera prestar
Una resd en la que caer
Sí algo salía mal

Me temo que no me equivoco
Si digo que en ese lugar
Yo era el escalón 
Sobre el que descansar

Lo que te quiero decir
Es que me querías más
Como arma para hacerle al otro
Tu chantaje emocional

Esto que escribo y que nunca leerás
No es un delirio
Sino mi triste verdad
Que pena dios mío, qué pena

Que pena penita me dás

sábado, 26 de febrero de 2022

Nos toman por tontos

La guerra en Ucrania nos pilla más cerca que otras y nos afecta más económicamente que otras. 

Los medios nos informan de esas consecuencias al mismo tiempo que señalan a un culpable.

En otras guerras, como las últimas en Afganistán o Irak, la mayoría de la población europea intuía que el culpable principal podía estar al otro lado del Atlántico, pero siempre había una justificación como las armas de destrucción masiva o la lucha contra el terrorismo. Además, la lejanía geográfica y cultural de los inocentes que morían en esas guerras (también los que lo hacían en actos terroristas puntuales en Europa) nos hacían aceptar que esas guerras eran un mal menor y sólo algunos reaccionarios denunciaban a los dirigentes o a los empresarios y especuladores que se lucraron en esos conflictos.

La historia de Rusia con Afganistán es muy dolorosa (la URSS se desintegró después de una guerra allí). EEUU ha expoliado ese país y ahora lo ha dejado en manos de terroristas. En guerras anteriores parece haber quedado claro que EEUU ha suministrado armamentos a grupos terroristas en una región cercana a la antigua URSS y ahora Rusia. 

Nuestros medios  de comunicación y nuestros gobiernos deben tomarnos por tontos cuando quieren hacernos ver que la guerra en Ucrania es únicamente responsabilidad de Rusia. Y más por tontos nos toman al decir que habrá durísimas sanciones a los oligarcas rusos como si estos no estuvieran ya prevenidos.

Tanto en Rusia como en EEUU como en Europa hay muchos oligarcas y dirigentes que tienen las manos manchadas de sangre, desde hace mucho tiempo.