lunes, 10 de febrero de 2020

Hacer el amor

Vivimos en una sociedad en la que se presume de promiscuidad, de saber cómo se hace, de saber moverse en los ambientes adecuados para que la sexualidad, elevada al altar de las necesidades, sea satisfactoria. 

El modelo de sexualidad predominante es una obra más del sistema capitalista que hipersexualiza a la mujer para ¿igualarla? al hombre. 

Se dice que un hombre sabe tratar, sabe cómo excitar a una mujer, porque independientemente de ser o no atractivo, ese hombre satisface las fantasías impuestas por las diferentes pero concordantes modas de series y películas americanas desde los 80 hasta nuestros días. 

Qué lástima que la canción de Madonna 'Like a Virgin' no haya calado más en la cultura popular y que la inocencia brille por su ausencia entre nuestros jóvenes. Mientras, los adultos asumimos, unos con agrado y otros con resignación, la basura (desde mi punto de vista) que hemos y seguimos consumiendo tras las pantallas... y huele cada vez peor.