miércoles, 8 de enero de 2020

La Magdalena

Este personaje histórico y la interpretación que el cristianismo ha hecho de él a lo largo de la historia de la civilización occidental no ha sido fruto de la correspondiente polémica.

Parece maquiavélico otorgar a María (La Virgen) un papel de Santa Inmaculada y a Magdalena (una prostituta) el de heroína incuestionable. 

Puede interpretarse que ambos caminos extremos o el necesario paso por ambos perfiles es necesario para la plena realización personal de una mujer. 

Afortunadamente, en la última película sobre esta figura de La Magdalena se dibuja un perfil que, dentro de los parámetros dominantes en la cultura de su época, abre la puerta a profundizar en la vida de Jesús y las personas que pudieron estar a su alrededor que nos hacen sentirnos menos estúpidos o manipulados por intereses espúreos de una en absoluto Santa Iglesia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario