miércoles, 20 de marzo de 2019

Yo nadaba todos los días

Era el socio con más kilómetros en la piscina.

Por qué coño tenía yo que aguantar eso delante día sí y día también?

Qué mente perversa podía idear algo así?

No lo voy a decir. No quiero reventar una cabesa tan gorda.

Le di hasta una clase de economía. Le costó pero aprendió por qué no es lo mismo sumar un 5% primero que restarlo después.... ¡¡Porque no se hace al mismo tiempo!!

Yo sabía que algo gordo pasaba hoy. Cuando vi a Jesús Navas intentando perderme en un semáforo.

Di un frenazo parecido al que William Carbahlo le va a hacer el Sábado de Pasión.

Va a batir el récord de vuelo libre jamás visto en la historia del Sánchez Pizjuán (¡¡amarilla!!) -Killo, si el negro se ha apartao. -Siempre igual. -Siempre perjudicándonos. -Tranquiiiilos, illo el trapo del fregadero dónde lo habéis dejao, que está esto comío de mierda.

Qué barbaridad Carmen.

¿Te quieres casar conmigo?

No tiene por qué ser ahora mismo.

PD. Yo es día que tenga tres niños, me alquilo una furgo y una parcela en el Palmar y no en Mazagón. Y pa pasar el día, si los 3 son shicos, se mete  tres sillitas en el asiento de atrás del c3.

No hay comentarios:

Publicar un comentario