sábado, 25 de agosto de 2018

Umpupurrí

No puedo dormir. Salgo al balcón para mirar la luna casi llena y fumar; no sin antes dar algún mordisco a lo que encuentro en el frigorífico.

Quiero escribir. Quiero que alguien me escuche, y no hay otra forma que ésta, la de plasmar sentimientos. Porque no hay nadie ahí fuera esperándome.

La luna llena me pide versos, pero no sale más que esta prosa barata. Porque no, no estoy enamorado de un satélite, y a mí la rima me sale del corazón y nada más que del corazón.
Ahora que la introducción y el cuerpo de este pupurrí han acabado, ahora que aprieto el bolígrafo con más fuerza (ahora que tecleo en el móvil retocando las frases con más calma), ¿ahora qué?

Pues la conclusión -¿Y cuál es? -Que no soy ningún poeta... puñeta, porque me falta el amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario