sábado, 31 de marzo de 2018

Ya no puedo distinguirte

Hay muchas como ella. Maravillosas. Pero no he sentido lo mismo porque no me atrevo a acercarme y vivir con su recuerdo para siempre.

Lo que me dolió fue no poder despedirme en condiciones, no haber estado yo en condiciones. Mis reproches fueron crueles e injustos. Siento no haber podido tomar ese café. No supe aceptar que a lo mejor podíamos ser amigos.

Me dolió no haber podido arreglar las cosas. Me duele causarle temor.

Me duele no conocerla. Me duele no poder olvidarla. Ojalá algún día deje de dolerme.

De momento, la "distancia" y el dolor incrementan con el tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario