viernes, 14 de abril de 2017

Por Vejer y el Palmar (14 de abril de 2017)

Hoy lo he pasado muy bien en la playa jugando con las olas. Los primeros días de las vacaciones de Semana Santa no estuvieron mal, pero no me animaba tanto a coger olas (bodysurf o lo que es lo mismo bañarse en la playa). La mayor parte del tiempo estaba sentado en la toalla dedicándome a la contemplación, que en la playa no está nada mal. Pero ver toda la playa llena de surfistas me producía tristeza. Ocurre en casi todas las playas de Cádiz e incluso Huelva. Donde hay unas cuantas olas, ahí están.

Quizás se pueda compartir el espacio, es cuestión de aprender. Pero me siento extraño sin la tabla y el neopreno. No quiero decir que me gustaría llevarlos. A mí me gusta más sentirme dentro de la ola y creo que es un ejercicio el del bodysurf muy completo.

En fin, ahora daré una vuelta por Vejer, que mañana regreso a Sevilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario