viernes, 2 de septiembre de 2016

Una vez más

Y una vez más vuelvo a caer y a levantarme. Es ley de vida. Esta soledad me quema y me siento perdido cuando la noche llega. La escritura es una vía de escape, lo mismo que salir a deambular buscando miel y encontrando ambientes azucarados. Escribo sin propósito, tan sólo por escribir con la ilusión de sacar algo en claro. Con la esperanza de seducir con mis líneas porque lo que es en vivo más que seducir creo que despierto desconfianza y reflejos de mis temores, de mi timidez.

Sin darme cuenta, mi escrito se acerca a su fin, al momento de la conclusiòn. Ay! Cuánto desaría que este barco llegue a su puerto o al menos a uno que le de reposo y calma! Cuánto deseo comprensión!

No hay comentarios:

Publicar un comentario