martes, 6 de septiembre de 2016

Ojalá no me rinda nunca

Ojalá que el viento, que la lluvia, que nuestros caminos se conjuren. Que los amigos se alíen. Que los enemigos si es que puede haberlos se rindan ante el amor. Ojalá que no sea un sueño el que me lleve otra vez ante ti. Ojalá que el orgullo desaparezca. Ojalá que la música nos haga llorar o reír. Ojalá niña de mis ojos que mi amor y que tu luz no sea sólo mi ilusión. Que sea una realidad. Porque de verdad te digo que es tu recuerdo, tus recuerdos, tus cosas, tu manera de ser, de sonreír, de danzar, tu mirada en mi pecho, que eres tú mi candil, mi guía. Niña en mi corazón. Ojalá seas algún día hermana, madre, hija, amiga, confesora, amante mía y yo sepa corresponderte y ser para ti lo que pidas con tu alma, tus ojos y tus palabras sinceras.

Ojalá ojalá. Ojalá cuanto menos encuentre quien se te compare. A mí ya me tienes rendido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario