martes, 12 de marzo de 2013

Punto de no retorno.

Bueno, después de mucho resistir y de mucho denunciar las brutalidades, vejaciones o intereses económicos de la psiquiatría, tengo que decir que hay psiquiatras buenos y malos; tanto de actitud como de aptitud. Me ha costado mucho. Pero no me arrepiento de mi lucha ni de la inmensa mayoría de los pasos que di, ni cambiaré el nombre del blog, porque queda mucho por hacer... y deshacer. Quedan muchas tragedias por evitar, sufrimientos encerrados en lágrimas y lágrimas que se agrían dentro.

Pero queda amor, queda paz en las almas, en las conciencias. Queda penitencia y luz. Siguen la voluntades despiertas y todos respiramos el mismo incienso que nos transporta a lo más sagrado de nuestro ser y de nuestro mundo; de nuestras familias, de nuestros amigos, de nuestras personas queridas.

Pero sobre todo, todos tenemos mucho que pensar en lo que ocurre muy cerca, demasiado. Demasiado cerca para que nuestros sentidos no sangren y rieguen la tierra. Esa tierra; esta tierra, que tanto bueno le ha dado al mundo.

2 comentarios:

  1. http://www.youtube.com/watch?v=L-ql9C_itQw

    ResponderEliminar
  2. Hace poco descubrí a R.D. Laing. He trabajado en centros de internamiento de "enfermos mentales"; y todo aquello a lo que no veía sentido, hoy lo tiene......No soy psiquiatra pero como educadora me atreví a cuestionar ciertas cosas. Me despidieron........

    ResponderEliminar