jueves, 14 de febrero de 2013

Ángel mío

Ángel mío, ¿no lo sabes? Eres tú la que me mantiene aquí. Eres tú por quien no me voy. Por la que espero que mis noches no sean vacías y oscuras. Y es sólo ver que tu luz está encendida lo que me despierta. Ángel que me protege, que me cuida sin pedir nada a cambio. Por ti sueño que te tengo entre mis brazos, que desafiamos juntos en la tempestad. Que hacemos frente al que dirán.

¡Ay! si tú supieras lo que te quiero y lo mucho que vales para este pobre corazón hambriento.

Si supieras que daría mi vida entera y mi corazón maltrecho por un solo abrazo tuyo.


¡Enciende la luz!. Aunque sea para decirme buenas noches.

No tengas miedo laurel mío, tenemos mucho tiempo para compartir nuestras miradas y sueños; ángel mío

No hay comentarios:

Publicar un comentario