jueves, 8 de septiembre de 2011

Chipiona

Chipiona es una ciudad. Es una infinidad de rincones preciosos; de bares con historia, de plazas llenas de flores, de lugares con encanto.

Es más que su santuario de la Virgen de Regla y su impresionante faro. Es la hermosa iglesia de Nuestra Señora de la O. Es la calle Isaac Peral (Sierpes para .los Sevillanos), llena de bazares y bares y de turistas. Es la plaza de Andalucía, el Castillo de Marielo, el puerto deportivo, el mercado y la lonja. Es el Castillito, los personajes que en él habitan y su mosto.

Son kilómetros de playa. La playa del Camarón es la más solitaria, donde uno se encuentra consigo mismo. Recuerdo a una chica preciosa, Azahara. ¿Qué habrá sido de ella?

La playa de Regla es la playa de las familias, donde no cabe un alfiler. La playa de la Cruz del Mar es la playa del pueblo, del casco antiguo, de los chipioneros. Sus corrales son restos del ingenio de los romanos y todavía se usan hoy para capturar peces raya y chocos.

Sus aguas son milagrosas, llenas de yodo. Sanan las heridas de la piel. Su colección de puestas de sol únicas, regalos de Dios que sanan el alma.

Chipiona son sus fiestas. Los carnavales en invierno y la feria en Septiembre. He tenido el gusto de ver las actuaciones de flamenco junto al santuario.

Es su paseo marítimo, con vistas a los barcos que van y vienen desde el Guadalquivir, o a las dunas del Coto de Doñana. Por el paseo marítimo se camina sereno, respirando el viento cálido de levante o fresco de poniente.

Para mí, Chipiona es el recuerdo de miles de momentos felices junto a mi familia. De cenas opíparas con postre incluído. Recuerdos de días de oleaje en los que no quería salir del agua. De jugar a las palas con mi hermana o al fútbol en la playa.

Recuerdos de torneos de ajedrez en los que daba rienda suelta a mi locura y entre un movimiento y otro me dedicaba a jugar al fútbol o a charlar dicharacheramente con cualquiera.

Chipiona es un lugar mágico, un lugar al que siempre querré volver y que siempre amaré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario