martes, 7 de junio de 2011

Dos melocotones por 80 céntimos. De locos.

...y un paquete de patatas fritas por 50 céntimos.

Lo bueno es barato en realidad. El coste de producción de la fruta es mucho menor que el de productos de la industria alimentaria. Todos sabemos que son los intermediarios los "culpables" de que productos frescos, y sobre todo la fruta, sean tan caros.

Los medios de comunicación son muy eficaces a la hora de "denunciar" estas contradicciones, sin embargo, lo único que consiguen es sumir a la población en un estado de apatía que hunde al más valiente. Son tantas cosas... Tantas cosas que están mal que, ¿para qué quejarse?

Nosotros, la mayoría, somos "pobres criaturitas" que no podemos hacer nada. "Dadle al César lo que es del César" diría alguno. Pero entonces, ¿quién es el culpable?, ¿los politicos?, ¿los grupos de presión?, ¿o los de prisión?

Yo diría que la culpa no es de nadie. Es la culpa de la ignorancia, de la dejadez, de la adoración al dinero (hay que mantener una familia, pagar los mejores estudios...). Sin embargo, los políticos tienen las llaves y como profesionales de la política su deber es arreglar estas cosas poco a poco. Que no me venga el telediario diciéndome que los expertos recomiendan que tengo que tomar cinco piezas de frutas o vegetales al día y que evite fritos cuando mi sueldo no da para más. ¿No hay leyes que regulan el precio del pan?. Entonces, que regulen también los precios de la fruta para que nuestros hijos crezcan sanos y fuertes como los suyos, o que los sueldos se equiparen a la producción.  ¿Quién es el enfermo mental ahora?, ¿quién es el esclavo?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario