sábado, 4 de junio de 2011

28 de Mayo de 2011. Dormir a la fuerza.

Estas líneas son una copia del manuscrito empezado el sábado 28 de Mayo de 2011 a las 3:00h. 

Sigo en esta "prisión". Sin poder salir a respirar aire de la calle, a andar, a sentir la libertad.


Es el primer día aquí dentro en que no puedo dormir. Tengo un compañero de habitación que no deja de roncar.


Lo más gracioso es que, en este hospital, los "enfermos mentales" no podemos pasar la noche en vela porque "por nuestro propio bien", tenemos que dormir. No se nos deja salir de la habitación, ni encender la luz porque molestamos al compañero. Sólo podemos salir para pedir más pastillas. Vamos, "pa volverse uno loco". He salido al pasillo a por agua (la del baño de la habitación sale caliente. El motivo: ni idea). Los celadores estaban dormidos y no me han visto, pero dos enfermeras se han quedado de piedra, yo diría que aterrorizadas, cuando han pasado por la sala en que me había sentado y me han visto despierto. Me han ofrecido media "pastillita" para dormirme y ordenado, so pena de atarme a la cama, que regresara a mi habitación y me durmiera.


Tiene "guasa" la cosa. Ahora, sentado en la taza del water, para no molestar al compañero, escribo estas líneas con un poco de sueño al fin. Supongo que será el sueño de la tranquilidad de saber que no me voy a callar ni una más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario