sábado, 4 de junio de 2011

1 de Junio de 2011. Susurros de ignorancia.

Estas líneas son una copia del manuscrito empezado el sábado 1 de Junio de 2011 a las 1:00h. 


Mañana tengo permiso para salir del hospital por mí mismo. Hasta ahora necesitaba que algún familiar o amigo me acompañara. Es la primera vez que en España tengo esta oportunidad (en Londres la tuve hace año y medio, pero esa es otra novela).

Estoy bastante entusiasmado, planeando los pasos a dar mañana para aprovechar al máximo las 4 horas de las que dispongo.

Son muchos los asuntos a resolver: el amor de una chica, encontrar nuevo piso al que mudarme (ni el casero ni yo queremos mantener el contrato, aunque hemos hablado por teléfono y no nos guardamos rencor), pagar el alquiler del mes que aún voy a pasar en ese piso, pagar una multa de tráfico antes de que pasen 20 días, nadar... Demasiados asuntos. Toca priorizar y mantener la calma.

El blog lo tengo desatendido. Tengo miedo de que esté hackeado; miedo absurdo quizás. También de que el coche no esté en su sitio o de que falten cosas en mi casa (paranoias quizás, que no vienen al cuento).

También tengo miedo de la medicación, de sus efectos secundarios como la somnolencia. Efectos que los psiquiatras, por arte de pseudociencia, convierten en síntomas de la "enfermedad", al igual que los efectos secundarios de dejar la medicación (síndrome de abstinencia).

Pero sobre todo, tengo miedo de que esta noche no pueda dormir por culpa de tantos pensamientos y retos. Miedo de que otra vez el destino se me escurra y vuelva a ser un zombi sobre el que recae toda la culpa de un pasado incomprendido y manchado por rumores y susurros de ignorancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario