viernes, 10 de septiembre de 2021

Por eso soy así

Yo no elegí ser así. Yo no elegí no tener la capacidad de convertirme en un empotrador profesional tan fácilmente.

Soy de los que cree en lograr tener el paquete completo (😭), del que sigue creyendo en los cuentos de princesa, del que pasa de las que se ríen de esas historias.

¿Sabes por qué? Porque supe lo fantástico que eso podría ser sin importar lo que durase, como una atracción de feria.

Siento mucho haberte intimidado de una manera tan denigrante by observing you and contemplating you with my look, so defying.

I suposse my case, our case, will be a milestone, a no-turning point in how to show an interest, an intention, to result a desire that becomes in true love. Unfortunatelly, that was not the end. Not today, no-way-victory, and ending so predictable for a story.

So sad... so unthinkable, and deservable, to a guy, a man at time things could have cursed with that funny, mutual admiration, courtesy and respect as this sir always shows when he coexists with a being so divine as once found swimming with.

May you know who I was? In that pool😭😭💚💚♥️💚💚♥️💚💚💚 I suposse my doubt was so evident... At least, passed the doomsday, the costs seems to me fair.

Your thoughts when you move, and you walk were so close. If i had touched your skin... I would die, you might falled... for it was very clear that I was deeply in love with you.

miércoles, 4 de agosto de 2021

La Polarización

Hay grandes problemas que afectan a nuestra sociedad que tienen soluciones complejas. Cuando esto ocurre, los ciudadanos asistimos a un bochornoso espectáculo en el que los distintos bandos políticos abanderan soluciones parciales. Los unos se acusan a los otros tildándose de rádicales o de intolerantes; y en parte, ambos tienen razón, porque resulta que esas soluciones parciales con las que amasan seguidores son generalmente verdades como puños. 

Pero como la rivalidad política enaltecen a las masas y generan en el público una emoción incontenible, nada mejor para ambos bandos que agitar la bandera de su solución con brío y tratar de pisotear la del adversario. La crispación y la polarización alcanzan niveles ideales para que los medios se hagan de oro. 

No hay día que no haya una declaración, un mensaje, un tuit más o menos acertado del que no derive una esperpéntica pelea entre los bandos. 

Para colmo, como hoy en día todo el mundo puede dar su opinión más o menos erudita y madurada, se pueden encontrar desternillantes batallas dialécticas en los hilos de comentarios. 

El camino hacia las soluciones completas y satisfactorias de los problemas complejos requiere diálogo y debate entre expertos, pero lamentablemente, la predisposición y en ocasiones la competencia de los políticos para llegar a concensos y desviarse de sus idearios es limitada. 



martes, 3 de agosto de 2021

El Lenguaje Inclusivo

En la sociedad en que vivimos sigue habiendo un problema de intolerancia, discriminación e incluso casos de violencia hacia los homosexuales que hay que solucionar. En mi opinión, la educación es un pilar para acabar con este problema o al menos reducirlo a la mínima expresión. 

Que dos y dos son cuatro es una verdad universalmente reconocida e incuestionable (o casi). El problema con educar en estos valores humanísticos es que no son una ciencia exacta. Las Ciencias Sociales, la Historia, La Filosofía... han sido motivo de diálogos, debates, polémicas y consensos más o menos arraigados, perdurables y abiertos y en continua evolución que han hecho avanzar a la sociedad. 

Tanto han arraigado estos conocimientos que las sociedades avanzadas incluyeron estos estudios en las escuelas y con el tiempo fueron surgiendo expertos instruidos, acreditados, especializados y habilitados para impartir estos conocimientos en las escuelas. 

Introducir en las escuelas una materia requiere pues un debate y consenso público y una instrucción adecuada de los profesores. La educación no empieza en las escuelas. Ni siquiera en las universidades. Empieza llamando la atención del público y generando consensos.

Combatir la intolerancia, el odio, la violencia y la discriminación hacia los homosexuales o cualquier otro colectivo en las escuelas es necesario desde mi punto de vista, pero pienso que se debería recurrir a especialistas en la materia y someter ésta al necesario consenso político.

jueves, 29 de julio de 2021

El Ministerio de Igualdad

Si George Orwell hubiera conocido España en la actualidad y pudiera volver al pasado, no me cabe duda de que entre los disparatados ministerios de su novela 1984 hubiera incluido el Ministerio de Igualdad. Un Ministerio cuya función es hacer efectiva la igualdad entre hombres y mujeres y que basa en esa premisa la erradicación de la violencia y discriminación de género. 

De manera que a base de repetirnos hasta la saciedad la falacia de que hombres y mujeres somos iguales pretenden y puede que hasta consigan que lo creamos. 

Un hombre no es igual a otro ni una mujer igual a otra, pero decir que hombres y mujeres somos iguales o que solo nos diferenciamos en determinados rasgos físicos requiere un acto de fe y sumisión por parte de los adoctrinados progres que más quisieran los líderes religiosos para sus fieles. 

Lo peor es que eso lo aliñan con considerar machista o acusar de estar en contra del empoderamiento de la mujer a quien no este de acuerdo con ellos. 

Que una mujer o un hombre se sientan orgullosos de ser mujer u hombre y de ser diferente al otro género es de lo más natural. Que determinadas actitudes o comportamientos se atribuyan a uno u otro género es una cuestión de evolución y también de moda. Separar una cosa (la natural) de otra (la que nos tratan de imponer) es una tarea que permitirá acabar con el machismo, pero la radicalización de las instituciones a base de querer imponer una ideología radical solo conllevará confrontación y fracaso. 

martes, 27 de abril de 2021

Tu Comprensión

Escribo para recordarte que sigo pensando en ti. Fueron muchos los intentos de que el final fuera feliz. Fue intenso y llevó tiempo, pero al final comprendí que es profunda la herida que me  obligó a desistir.

Si alguna vez te paré sabes que no fue para tanto, los disparates que cuentan: unos ciertos y otros falsos. Espero que llegue el día en que te libres de todos los cretinos y demonios que se disfrazan de santos.

Todavía recuerdo aquella primera vez. Tú dices que te controlaba y puede ser, puede ser... Iban pasando los días y los veranos e inviernos y no desaparecías ni sin querer ni queriendo.

Clavaste tu mirada en mi pecho y mi cabeza dio mil vueltas, sabía que era el momento de hacer una pirueta. Que se entere todo el mundo que no estaba equivocado, que sólo quería decirte que estaba enamorado.

Dondequiera que fuera siempre estaba tu rastro, hasta que enloquecí porque ya era demasiado. Dependes de los demás que seguros te responden que tus sueños son  tus sueños y sólo tú los conoces.

Para arreglar las cosas bastaba con un encuentro, pero no quisiste o no te dejaron tenerlo. La herida que llevo dentro solo encuentra consuelo escribiendo unos versos que sacan de mí veneno.

Aunque hace poco dije que no seguiría con esto, en el fondo te mereces que de un último concierto. Espero que sirva para que no me olvides porque un amor como el mío no se lo lleva el viento. 

jueves, 21 de enero de 2021

Q

Ahora que veo hasta dónde ha llegado Qanon y que probablemente pase a llamarse de otra manera y rebrote en cualquier momento cuando nos hayamos casi olvidado de que existió, me entran ganas de escribir sobre el influjo peligroso de Qanon, Isis, etcétera sobre personas desfavorecidas económicamente o intoxicadas por información tendenciosa o falsa. 

En su afán por encontrar la verdad y consuelo a sus padecimientos muchas personas se aferran a grupos que propagan noticias o videos de poca credibilidad mezclados con verdades. 

Los poderes que nos gobiernan, que como decía Foucolt nunca sabremos (los no "elegidos") cómo se sustentan probablemente estén detrás de estos movimientos que incitan a la revolución. Una revolución de pelagatos que no es más que disidencia controlada. 

Cuando la felicidad nos es esquiva corremos el riesgo de desesperar y vivimos ansiosos por la llegada de un punto de no retorno que instaure la justicia y la libertad. Estos sentimientos se mezclan con el miedo a caer en una apocalipsis. Por primera vez hay una verdadera esperanza de que esta revolución sea global gracias a Internet y la tecnología. 

Desde mi punto de vista, la realidad ha sido siempre que no somos más que peones en una partida de dos o más bandos. Tristemente desconocemos los motivos, las aspiraciones y la verdadera identidad de los cabecillas. Es probable que hasta sean amigos entre sí. 

Como si de una epidemia se tratase, pienso que la revolución llegará poco a poco y sin que nos demos cuenta cuando cada uno de nosotros se enfrente a sí mismo y encuentre un camino hacia su felicidad y la de los que le rodean.