sábado, 14 de abril de 2018

La Convención

Entro en un bar en Mazagón para tomar un cortado después de comer y hacer unas cuantas fotos del Campeonato de España de BTT Extremo. Ojeo el Diario de Huelva y me llama la atención especialmente una notificia: El PSD alemán está celebrando su convención anual en Huelva.

Y me digo: ¡ya están aquí! Ya estaban. Ya estaban en Mallorca, en Ibiza, en Málaga, ya están en Cádiz... Pero es que, ahora, ¡ya están aquí!

Me irrito un poco y salgo con mi cortado (1.10 euros) y me saco el paquete de pueblo. Leo "Made in Germany"

sábado, 31 de marzo de 2018

Luna Llena

Son la 1:30 am de Viernes Sábado Santo.

En la habitación del hotel estoy solo. Cansado. ¿Cómo lo hace la gente de mi edad para aguantar como adolescentes las noches de juerga?

Llevo toda la Semana Santa en la playa. Haciendo bodysurf. Sigo soltero. Dicen: la vida son dos días y hay qué vivirla a tope. Pero, joder, la noche revieta, me revienta. Tienta, pero revienta.

He cogido frío en la playa. No puedo evitar lanzarme a por olas grandes. Sin tabla, sin aletas, sin neopreno, ¡a pelo!, ¡sin cometa!

Solo (sin tilde)... tengo frío en la garganta, la tele no funciona, solo..., la calefacción no me ayuda y hace musho ruido, estoy sudando en la cama, no puedo tragar.

¿Qué se supine que tengo que hacer doctor?

Le contaré mi opinión no experta que coincide con lo que hice.

Salí del hotel con ropa cómoda, di una vuelta por el pueblo, tomé una cola cero cero del tiempo en in bar. Charlé un rato con la gente. A las dos cerraron. Cogí el coche y fui a una gasolinera. Un niñato empujándome con su Audi Blanco. Llené el depósito. Compré un sandwich. Se me quitó el dolor de garganta. Charlé un poco con Jesús (así se llamaba el empleado de la gasolinera; no sea mal pensado doctor). Entré al servicio y ¡uf, qué alivio! Me metí en el coche. Puse el disco del Concierto Para Flauta N°VI de Vivaldi.

Soñé con amores pasados y desperté a las 7:05 am. Me estiré como las agujas del reloj. Todavía de noche (esto sólo pasa en España). Vi la puesta de Luna tras una colina mientras escribo esto en un papel y escucho gallos cantando y perros aullando.

¿Hice bien doctor o es abusar de la medicina natural?

¡Ay, la luna llena! Ahora sólo veo su reflejo en las nubes.

-Pero, ¿cuántas horas dormiste?

Usted no se entera de na doctor

domingo, 11 de marzo de 2018

Así estaba hoy Mazagón






Más limpia y virgen que nunca. Gracias al temporal. Sigue la autolimpieza. La basura cada vez más lejos del agua. Ahora querrán trincar arena y echarla encima.

...pa poder terminar el chiringuito. Pa poder ponerles sus hamacas a los guiris...

Y cuando otro temporal destroce el shiringuito... se trincan más ladrillos.

Maldito temoral! Hay que ver qué lástima! 

sábado, 10 de marzo de 2018

El temporal

Y si nos da por no tirar basura en la playa. No tirar botellas, bolsas de patatas, lata's, colillas, cáscaras de pipas... No hacer un mal gesto con el mar. A la playa se viene a relajarse, a tomar el sol, a hacer deporte, a recrear la vista, a respirar, a refrescarse, a ver peces saltando, a ver gaviotas pescando...

¿Merece el mar que lo tratemos así?

¿El temporal causa daños? Dense una vuelta por Mazagón. A ver quién es el responsable de los daños.

sábado, 17 de febrero de 2018

...o victoria

Uno se da cuenta de que el sistema ha fracasado cuando las niñas que deberían ver series ya eliminadas como Sportacus, ahora ansían ir a ver una película catalogada para todos los públicos como 50 sombras.

Al parecer, los valores de esta sociedad no cotizan al alza.

Interesa fabricar inconscientes que pongan ladrillos cuando haga falta o tomen el sol y timen florecillas en alguna terraza en la playa.

En fin, es la lucha de la que muchos prefieren evadirse. Y eso está bien a veces.

Esto me ha recordao a una gran película.

viernes, 18 de agosto de 2017

Luchad

Luchad por vuestros derechos. Esos que las multinacionales y los políticos degenerados y marionetas os pisotean. Luchad contra los enemigos. Los que llamáis enemigos de Dios. Luchad exigiendo educación allá donde os encontréis. Contra los que roban la inocencia de vuestros hijos. Luchad contra el que quiere aprovecharse de vosotros limpiándoos el cerebro. Sí. Eso es lo que hacen. Luchad uniéndoos a los que quieren que las cosas cambien para bien. Allá donde estéis. Sin importar el credo. Por los derechos aquí en occidente. Y allí en oriente. Luchad por la familia. Por vuestros vecinos. Sin importar el credo.

Pero recordad, igual de miserable es el que tira una bomba que el autor intelectual de una masacre como la de hoy. Los mismos intereses sibilinos les mueven. El mismo afán de control. La misma perversión. La misma degeneración. La misma ambición. La misma perversión. Son iguales. Son los mismos. Son los de arriba. Sin importar el credo. No es una guerra por religión. No es racismo. Es esclavitud. Es querer quitarnos la inocencia. Es querer viciarnos a los de abajo. Atad cabos. No os dejéis engañar.